in

Ahora que tengo VIH, ¿qué tratamiento debo hacer?

¡Tranquilo! Tener un resultado seropositivo no significa la muerte, te presentamos algunas acciones que te llevarán a tomar un tratamiento para el VIH.

Foto: Amornthep Srina de Pexels

Gracias a la acción de diversas organizaciones, gobiernos y centros de investigación, hoy el VIH es un padecimiento tratable con medicina y hábitos sanos, sin embargo, el diagnóstico aún es un hecho impactante. Para darte más tranquilidad, te compartimos algunos pasos que debes hacer en caso de detección. ¡Queremos lo mejor para ti!

Consejos para iniciar un tratamiento contra el VIH

Si sospechas que algo no anda bien, lo primero es combatir tu miedo y realizar una prueba rápida de VIH en los diversos centros de salud o fundaciones que existan en tu ciudad.

En caso de obtener un resultado reactivo (se han encontrado anticuerpos de VIH), el siguiente paso será realizar otras pruebas.

De continuar “reactivo”, se procede la canalización al sistema público de salud, en donde también te pueden brindar ayuda psicológica.

Consulta los de centros de atención de VIH en CDMX y GDL aquí.

Posteriormente el personal de salud te atenderá y dará seguimiento al tratamiento médico correspondiente. Es importante que en tu cita aclares todas tus dudas sobre la terapia antirretroviral, efectividad, reacciones secundarias, citas posteriores y recibir consejería respecto a tu vida sexual y/o reproductiva.

Preguntas a realizar previo al tratamiento contra el VIH

  •   Si tengo VIH, ¿qué posibilidades tengo de contraer SIDA?
  •   ¿Cómo evitar la transmisión de VIH a otras personas?
  •   ¿Cómo puedo evitar contraer otras infecciones?
  •   ¿Hay grupos de apoyo para personas con VIH?
  •   ¿Cuántos medicamentos y cómo debo tomarlos?
  • ¿Qué efectos secundarios me pueden generar?

Iniciado tu tratamiento, recuerda que tu vida continúa. De acuerdo con COESIDA, una persona con VIH mantendrá una buena salud complementando su medicación con ejercicio constante, una buena alimentación, relaciones interpersonales positivas y acudiendo a terapia para disipar miedos, culpas y vergüenza que se generan.

 

¿Y qué hay de la vida sexual?

Por desgracia vivimos en una sociedad llena de prejuicios y que ven a las personas “con bicho” negativamente, basta con echar un ojo en Twitter o Grindr. Si deseas continuar con una vida amorosa o sexual, ten en cuenta estos consejos:

Cuenta a las personas con quien te involucras de tu condición. En caso de alguna reacción negativa, mantente tranquilo y platica tu experiencia, recordando que un diagnóstico de VIH no es el fin del mundo.

Usa protección en todas tus relaciones sexuales, un condón es bastante eficaz para disminuir el riesgo de infección, aquí puedes checar más información al respecto.

 

¿Qué hay sobre el PrEP y cómo utilizarlo?

Un medicamento que puede evitar contagio de VIH es el PrEP o profilaxis exposición, pero toma en cuenta que este producto no es para cualquier persona.

Las personas que no padecen VIH son las más indicadas para el consumo de PrEP y que tienen un gran riesgo de contraerlo debido a estos factores:

-Cuentan con una pareja seropositiva

-Tienen una vida sexual activa y sin protección

-Son trabajadores sexuales

-Anteriormente padecieron ETS

-Uso frecuente de drogas inyectables

 

Recuerda la importancia de visitar a tu médico para un resultado definitivo y sobre todo, que puedes mantener una vida saludable al seguir los anteriores consejos. Si tienes alguna duda o quieres saber sobre los centros de atención en tu ciudad, escríbenos aquí o en nuestras redes sociales. 

 

Escrito por aguantam

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Britney Spears, un icono gay en 5 increíbles momentos